Este señor, conquense de nacimiento, se ganó a los alumnos del master de gestión del talento de la UV desde su entrada veinte minutos antes en una cafetería al lado de ADEIT. Su natural sencillez contrasta con la complejidad de su puesto, Vice Presidente HR para Centro y Sur Europa para todas las lineas de negocio de American Express + Responsable de Relaciones Laborales para EMEA y miembro del Comité de Direccion en Europa para SEPA/PSD. Siempre he pensado que ese era el toque de distinción de los grandes. Los que aparentan ser grandes o perfectos muestran claramente su debilidad. Manuel Martinez convive en una torre de babel en Madrid donde la diversidad parece ser es la tónica general. AMEX cuenta con más de 65000 empleados en todo el mundo y trabajan tanto directamente como indirectamente en diferentes países del mundo. Su misión clara “to be the most respected services brand”. Es de esperara que una empresa que cuida tanto la marca esté en The Best Places To Work y cuide con tanto esmero las estrategias de talento. Pero si algo llama la atención es el cuidado y respeto con el que habla Manuel de sus colegas y directivos. Sobre todo de la figura principal de AMEX, Ken Chenault, tercer CEO AfroAmericano de una compañía en Fortune 500, ocupando este cargo en 2001. Otra de las cosas que más me ha llamado la atención del discurso de Manuel Martínez es su insistencia en todos los planes del concepto de engagement, entendiendo este concepto como un compromiso de ir más allá de lo esperado en todo y con un claro deseo de vincularse en el tiempo a la compañía. Por mi trabajo he visto muchos planes competenciales y muy diversos, sin embargo, me llama la atención del de AMEX por su sencillez y claridad conceptual. Me imagino que al final, siempre después de años de complicar las cosas, la empresa necesita mensajes sencillos, claros y compartidos. Toda una lección de sabiduría. ¡Gracias Manuel!